viernes, 17 de agosto de 2018

Te quiero sin mirar atrás

Te quiero mansamente, entre las sombras de las falsas ilusiones…
 Te quiero como para leerte cada noche, como mi libro favorito quiero leerte, linea tras linea, letra por letra, espacio por espacio…
Te quiero para tomarte de la mano bajo el firmamento y mostrarte los te Amo escondidos entre las estrellas…
Te quiero sobre las hojas de otoño, hablando de nada pero a la vez de todo y en un arranque de locura beber tus lagrimas mientras desfallezco en tus labios…
Te quiero para buscarte entre las frases no dichas, entre los pensamientos enterrados, entre las maneras complicadas quiero encontrarte y después no dejarte…
Te quiero como para llevarte a mis lugares favoritos y contarte que es ahí donde me siento a buscarte en la niebla de miradas que no son tuyas pero aun así te busco…
Te quiero para volvernos locos de risa, ebrios de nada y pasear sin prisa por las calles, eso si, tomados de la mano, mejor dicho… del Corazón.
Te quiero como para sanarte, y sanarme, y sanemos juntos, para remplazar la heridas por sonrisas y las lagrimas por miradas en donde podremos decir mas que en las palabras…
Te quiero por las noches en las que faltas, te quiero como para escuchar tu risa toda la noche y dormir en tu pecho, sin sombras ni fantasmas, te quiero como para no soltarte jamás…
Te quiero como se quiere a ciertos amores, a la antigua, con el Alma y sin mirar atrás…

Mario Benedetti

domingo, 12 de agosto de 2018

Vientos de traición

    ¡Buenos días! Hoy os traigo un libro que me ha hecho sumergirme tanto en él que cuando he terminado de leerlo me ha sabido a poco. Sus páginas esconden una trama tan bien trazada que con solo observar la portada y leer la sinopsis no podrías imaginar. Éste se titula Vientos de traición y su autor es Christine Mangan.
    Alice Shipley y Lucy Mason, dos amigas, dos historias, dos "clases", dos mundos. Sus caminos se cruzaron en la universidad de Bennington. Allí compartieron confidencias, fantasmas, miedos, risas, tardes de estudio, aventuras. Su amistad llegó a ser tan fuerte que podríamos llegar a pensar que era una sola. Pero algo sucedió, otra persona se cruzó en sus caminos desviándo el de una de ellas hasta que un terrible accidente trunca aquella amistad tan "idílica".
    Un año más tarde... Tánger, años cincuenta, ciudad de todos y de nadie, ciudad que lucha por su independencia. En ella se reencuentran, o más bien una de ellas va buscando a la otra. Entre la Medina y las callejuelas Christine desarrolla una trama que nos hará descubrir y conocer más en profundidad a Alice y a Lucy, dos personajes tan bien explicados y definidos que los vas conociendo conforme vas pasando las páginas, y a otros personajes que podríamos definir como oscuros y repletos de secretos. La historia está contada en primera persona lo que facilita que nos lleguemos a identificar con ellas y a vivir lo que les acontece como si estuviesemos dentro de la novela. Tal ha sido su éxito que se está realizando una película sobre ella, esperemos que sea igual de atractiva.
    Por ello, os invito a adentraros en ella, pues realizar una reseña más extensa supondría revelaros aspectos y acontecimientos que harían perder "la magia" del libro.


lunes, 6 de agosto de 2018

Las hijas del Capitán

María Dueñas - Las hijas del Capitán
    ¡Hola! Hoy os traigo un libro que he terminado de leer recientemente y que está triunfando este verano. Se titula Las hijas del Capitán y su autora es María Dueñas quien ya nos atrapó con El tiempo entre costuras, Misión olvido y La Templanza.
    Emilio Arenas es un trotamundos. Le encanta viajar y cada cierto tiempo viaja a su Málaga natal para ver a su mujer y a sus tres hijas: Victoria, Mona y Luz Arenas. En 1936, mientras se encontraba en Nueva York realizando diferentes trabajos, decidió comprar una casa de comidas y asentarse allí. Emilio se vio imbuido por la tierra de las oportunidades y no lo dudó ni un instante: compró cuatro billetes de barco para su esposa y sus hijas; y compró y "reformó" la casa de comidas. Sus expectativas se vieron truncadas ante la actitud cerrada de sus hijas, pero él continuó luchando por sacar el negocio adelante.
    Sin embargo, un desafortunado accidente cambia el rumbo de todos los protagonistas viéndose inmersos en una ciudad que no conocen, que les da miedo, y en una rutina que aún les es desconocida. Pero las hermanas Arenas son mujeres fuertes y deciden seguir adelante, si bien lo harán enredadas en diversos acontecimientos que les harán madurar y dejar de ser niñas para convertirse en mujeres.
    María Dueñas vuelve a sorprendernos con una historia ubicada en otro tiempo y con una serie de mujeres como protagonistas que vencen todas las adversidades por sí mismas, rompiendo con el típico estereotipo del héroe y colocando al hombre siempre al lado de la mujer y no por encima. Una historia que te atrapa, pero que me ha resultado un poco lenta de leer, aunque la he disfrutado como todas las anteriores.